¿Cómo enseñar a un bebé a dormir?

por | 11 julio, 2016

Enseñar a un bebé a dormir, la opinión de expertos.

Es muy frecuente que un bebé se levante a media noche y comience a llorar, sin posibilidades de que vuelva a dormir tranquilamente. Quizás en este caso te hayas preguntado ¿Puedo enseñar a mi bebé a dormir toda la noche?

Los métodos para enseñar a tu bebé a dormir la noche entera son muy variados, y además estas estrategias varían dependiendo de cada bebé y la edad que tenga.

Enseñar a un bebé a dormir, la opinión de expertos, imagen 1

Los primeros 3 meses de vida

No puedes enseñar a un bebé recién nacido a dormir toda la noche, ni puedes imponerle un horario de sueño. Un recién nacido necesita alimentarse cada poco tiempo, por lo que es normal que no duerma de manera continua toda la noche.

Para que no acabes cansada, intenta dormir cuando tu bebé duerma. La falta de sueño podría hacerte más propensa a la depresión, incluso podría hacerte irritable y esto haría que tengas problemas en tu relación de pareja, lo cual obviamente no es nada positivo.

Ahora bien, te mostraremos algunas estrategias que podrían ayudarte a crear buenos hábitos de sueño para tu bebé recién nacido:

  • Durante las primeras semanas de vida, las primeras 3 o 4 semanas, puedes envolver a tu bebé con una manta de manera que quede apretadito, para que se sienta más seguro y cómodo.

    Ya cuando el bebé tenga 6 semanas puedes reforzarle su ritmo biológico, formándole una rutina cada vez que vaya a dormir. Por ejemplo, cada tarde a una misma hora dale un baño, luego le puedes leer un libro, le das de comer, le cantas una canción de cuna y finalmente lo acuestas a dormir. Si es posible trata de despertarlo cada mañana a la misma hora y ponerlo a dormir la siesta cada día a la misma hora. Sin embargo, recuerda que debes ir ajustando los horarios con el paso del tiempo, mientras tu bebé vaya creciendo y madurando.

 

  • También puedes hacer que su alimentación en el día sea social mientas que la alimentación nocturna sea serena y tranquila. Durante el día, cuando le des de comer, aprovecha la oportunidad para interactuar con tu bebé, habla con él, cántale, arrúllalo. Y durante las noches no enciendas las luces ni le hables mientras lo estés alimentado.

 

  • Debes hacerle sentir las diferencias entre el sueño nocturno y una siesta. Para una siesta puedes relegar la rutina o hacerla más breve, mientas que para el sueño nocturno no. Para una siesta puedes acostarlo en otro lugar que no sea el dormitorio en el que duerme habitualmente tu bebé.

De 4 a 6 meses

Normalmente, cuando los bebés tienen 3 meses, ya se han formado un patrón regular de estar dormido o despiertos a ciertas horas, y además ya no se alimenta tanto por las noches.

Según la opinión de muchos expertos, cuando un bebé ya tiene alrededor de cuatro meses a seis es capaz de dormir entre unas 8 y 12 horas continuas.

Pero obviamente cada bebé es particular y diferente. Hay algunos que podrían dormir 7 horas continuas desde que son muy pequeños, o incluso más horas. Mientras que otros bebés no tendrán ese sueño prolongado hasta que hayan crecido mucho más.

Métodos para enseñar a tu bebé a dormir la noche entera.

Además de planear una rutina para cuando vaya a dormir, podrías intentar usar un método formal para enseñar a tu bebé a dormir la noche entera.

Hay diferentes maneras de enseñar hábitos de sueño a tu amado bebé. Pero la técnica que elijas va a depender de que método te haga sentir más cómoda y de la manera como tu bebé responda a ese método.

Actualmente los investigadores expertos en este tema siguen discutiendo cual es la mejor técnica para enseñar a un bebé a dormir. Sin embargo, en lo que todos concuerdan es en que lo más importante para enseñar a un niño a dormir es ser consistente.

La revista “Sleep” publicó un repaso que le hicieron a 52 estudios sobre el sueño en los bebés y distinto métodos utilizados. Estos estudios dieron la conclusión de que todas las técnicas funcionaban, siempre que estas se usaran de forma constante. Así que puedes decir cualquier método que te guste, siempre recordando que debes ser consistente.

La mayor parte de los métodos para enseñar a dormir a tu hijo son basados en 2 acercamientos muy distintos:

Dejarlo llorar”

Estos métodos plantean que para enseñar a dormir a tu bebé puedes dejarlo que llore en la cuna. Sin embargo, no por tener esta posibilidad vas a dejar llorar al niño indefinidamente.

Básicamente estos métodos proponen que debes acostar al niño mientras esté despierto y dejarlo llorar durante unos cortos espacios de tiempo. Claro, debes estar pendiente y acercarte a él a intervalos de tiempo para calmarlo, pero no debes cargarlo en los brazos.

Richard Ferber, un conocido pediatra, plantea el método más común de “dejarlo llorar”. Este pediatra asegura que para que un bebé duerma toda la noche y se duerma solito, debe aprender a calmarse él mismo. Y además dice que para enseñarlo a calmarse por sí mismo tendrás que dejar llorar a tu bebé por unos tiempos específicos.

Es indiscutible que esta técnica para enseñar a un bebé no es para cualquier padre, de hecho muchos padres aseguran que jamás la utilizarían. Sin embargo, hay padres que las han utilizado y aseguran que son efectivas.

“Dormir sin llanto”

Estos métodos para enseñar se basan en un mayor acercamiento de los padres, ofreciéndoles a los bebés consuelo inmediato cuando estos lloran.

William Sears, otro conocido pediatra, es conocido por ser uno de los mayores defensores de este método, el método de enseñar a tu bebé a “dormir sin llanto”.

Este conocido pediatra invita a tomar en cuenta la posibilidad de compartir la cama con tu bebé durante los primeros meses, o inclusos años de su vida. Sears asegura que tanto el bebé como la madre duermen mejor cuando están juntos, ya que la madre no debe estar preocupada por su hijo y el bebé recibe calor y cuidado, además de tener a su madre cerca por si necesita amamantarlo.

Conclusión

No necesariamente tienes que usar un método concreto para enseñar a dormir a tu bebé. Normalmente los padres que utilizan un método concreto lo hacen porque esta cansados y frustrados porque su hijo no duerme toda la noche.

Hay muchas variaciones, cada niño es diferente, por lo que algunos quizás tengan una facilidad natural para dormir adecuadamente mientras que a otros les costará más y necesitaran un trato especial para adaptarse a un horario adecuado.

Si estas satisfecha con los hábitos que tiene tu bebé para dormir, sencillamente continua haciendo lo que haces. Porque siempre el sentido común será el mejor método, tú sabrás que es necesario y que no para tu bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *